Pestiños

6 marzo, 2016
dehesa

A falta de poco más de dos semanas para las vacaciones de Semana Santa, hoy os traemos una receta tradicional en Antequera en estas fiestas: Los pestiños. Un típico plato andaluz, cuya existencia se remonta al siglo XVI, según cuentan libros como “La lozana andaluza” (1528) de Francisco Delicado.

 

Pestiños de Miel: Ingredientes

1 kilo de harina

1 bote de miel Apícola Piedrasolana

2 Vasos de aceite

1 Vaso de vino fino

1 Vaso de zumo de naranja

1 sobre de levadura

1 cucharadita de Matalahúva por kilo de harina

1 Trozo de cáscara de naranja

Aceite Virgen Extra para freír

Preparación

En una sartén ponemos el aceite a calentar y freímos la cáscara de naranja, una vez frita la cáscara de naranja, sin que llegue a quemarse para que no amarguee, retiramos la cáscara, y añadimos la cucharada de matalahúva, freímos un poco, sin que llegue a quemarse. Para terminar este primer paso, pasamos el aceite por un colador y lo reservamos.

En una fuente o bol, ponemos el aceite que ya se ha enfriado, el zumo de naranja, y el vino, y mezclamos. Una vez mezclados, añadimos la levadura, y vamos añadiendo harina hasta que veamos que se despega bien de las manos.

Tras acabar la masa, la envolvemos en un paño limpio de cocina, y la dejamos reposar como mínimo dos horas en un lugar fresco.

Una vez que la masa ha reposado, llega el momento de comenzar a hacer los pestiños, que posteriormente freiremos. Estiramos la masa finita, y vamos con un cuchillo cortando unos pequeños rectángulos, a los que después iremos doblándoles dos puntas opuestas.

En una sartén alta, echamos 1 litro de aceite de oliva, y calentamos a fuego fuerte, una vez caliente, bajaremos a fuego medio, y comenzamos a freir los pestiños que iremos poniendo en una fuente.

Una vez fritos todos los pestiños, llega la fase del enmelado. Para ello, cogeremos un bote de 1 kilo de miel, y lo calentaremos en una sartén, y con la ayuda de una espumadera, iremos bañando en miel cada uno de los pestiños y colocándolos en la bandeja definitiva donde los vayamos a presentar.

Una vez terminada esta operación, podemos añadir unas bolitas de anís de colores para decorar nuestros pestiños, y ya estarán listos para comer.